SEGURO DECESOS MODALIDAD ESTANDAR CONSTANTE

Dentro de los seguros de decesos tenemos distintas modalidades. Existen en estos tipos de seguros cuatro primas diferentes, entre las que está la póliza estándar constante. Los cuatro tipos distintos de primas son la natural, la nivelada o estándar constante, pudiéndola encontrar en las aseguradoras con estos dos nombres diferentes, la mixta o seminatural y la modalidad de prima única.

La importancia de los seguros de decesos y de tenerlos actualizados radica en la preocupación de la mayoría de los españoles de proteger a su familia y a sus seres queridos ante los pagos y gastos que supondría un futuro entierro y todo lo que ello implica, las labores administrativas, los trámites, etc. Por eso en España más de un cincuenta por ciento de la población ya tiene su póliza de seguro de decesos, tratándose este del tercer seguro con mayor penetración en los hogares del país. La principal ventaja que vamos a encontrar en tener este tipo de seguro contratado es que se van a ir pudiendo pagar poco a poco, y de un modo anticipado, los gastos que un sepelio y un funeral conllevan. Es muy cómodo y práctico que cuando llegue el momento de la defunción, tu familia, tus amigos y tus seres queridos no tengan que organizar, gestionar ni encargarse de nada. Piensa que todo lo montaría y lo llevaría la compañía aseguradora, aparte de que el factor económico estaría en principio también ya cubierto.

Normalmente son numerosas, aparte de las coberturas básicas, las coberturas adicionales. El mundo de los seguros de decesos es un mercado que crece cada día por lo que las opciones que te dan las corporaciones aseguradoras son múltiples. Tienes desde pequeñas pólizas que te cuestan unos cinco euros al mes o menos, hasta grandes pólizas que te suponen un coste alto pero que pagas quizás una vez en la vida. Vamos a ver los distintos tipos de primas que hay, centrándonos en la estándar constante, igualmente llamada nivelada.

Antes de ver cada modalidad, estaría bien poder aclarar que dependiendo de la póliza que se contrate será más caro el precio si se tiene menos edad, así mismo hay pólizas que cuestan menos cuando eres más joven. Todo va a depender del tipo de contrato que elijas e irá en función de tus necesidades. Para realizar la tediosa tarea de comparar, existen ya empresas y portales que lo hacen por nosotros. Una de las que está pisando fuerte en este campo de los decesos es iDecesos.com. Te invitamos a entrar en nuestro portal y a comparar, trabajamos con las principales compañías aseguradoras de España y hacer la comparativa te supondrá tan solo dos minutos de tu tiempo, ¡pruébala!

Una vez que se elige la modalidad de prima, se escoge la modalidad de pago que comúnmente podrá ser mensual, bimensual, trimestral, semestral o anual. Si se escoge una prima única solo se realizará un pago y ya el cliente puede desentenderse de este coste y de esta póliza por el resto de su vida, asegurándole a su familia la mayor protección y un gran respaldo en todos los sentidos. El precio de la prima que vaya a contratarse, va a variar esencialmente en función de las coberturas escogidas, de la edad de la persona que desea asegurarse y del coste de los servicios fúnebre en la localidad que se elija.

Centrémonos entonces en la prima estándar constante. Con esta modalidad, la persona que contrata el seguro, y hasta que llegue el momento del fallecimiento del asegurado, va a pagar la misma cantidad de dinero siempre. Dependiendo de su contratación será cada tres, cada seis o cada doce meses, según prefiera la persona interesada. Lo único que puede hacer variar este pago, es el cambio que se produzca en el coste de los servicios contratados. Este cambio se produce y está condicionado por el Índice del Precio al Consumidor (IPC), que es un índice económico en el que se valoran los precios de un predeterminado conjunto de bienes y servicios. El índice se determina por una base de encuesta continua de presupuestos familiares en España.

La nivelación de la póliza se hace considerando la edad de la persona que contrata la póliza, manteniéndose la cantidad que esa persona tiene que pagar durante toda la vida. Solo hay que tener en cuenta que será más alta la cuota si se contrata a los cuarenta que si se hace a los veinte años. Este tipo de póliza, puede, al principio, resultar más caro que otras modalidades de primas con la misma edad. Sin embargo, cuantos más años alguien tiene más barato le va a salir la póliza del seguro de decesos.

Por último, vamos a ver por encima en qué consisten los demás tipos de primas que existen. La natural o variable va a hacer que el asegurado pague una prima más cuantiosa a medida que avance su edad. La modalidad mixta, también llamada seminatural, es la opción que hay entre la nivelada y la natural y consiste en el aumento progresivo del coste de la prima en relación con el incremento de los años de la persona asegurada, aunque esto sucede hasta los sesenta años. A partir de entonces la prima se convierte en constante y ya siempre se va a pagar lo mismo hasta el momento de la defunción del cliente. Finalmente está la prima única, que te da la alternativa de realizar un único pago, teniendo a raíz de ese pago una cobertura vitalicia, o lo que es lo mismo, de por vida.