Seguro Decesos Nicho

El seguro de decesos es un tipo de póliza que se encarga de cubrir los gastos del sepelio, entendiendo por gastos, el servicio de tanatorio, el féretro, el traslado, el coche fúnebre e incluso el nicho.

 

Además de las coberturas básicas, muchos de estos seguros ofrecen otras garantías adicionales, como podría ser el médico anual, o una limpieza bucodental al año, pero dependiendo de cada compañía.

 

En el caso de adquirir la opción del entierro del asegurado, los seguros de decesos suelen incluir la posibilidad de un nicho temporal, con posibilidad, en algunos casos, de adquirir la opción de nichos con máxima perdurabilidad.

 

Existen personas que han recibido por herencia o por propia adquisición en propiedad un espacio donde colocar sus restos en el momento del fallecimiento, y entonces surgen las dudas de si las compañías aseguradoras aceptan un contrato con esta adquisición. Estas compañías consideran que hay que cubrir todos los gastos del sepelio, con lo cual tener ya en propiedad un nicho no supondría un obstáculo para realizar la contratación, ya que habrá que cubrir otros muchos ámbitos.

Aportar un nicho en propiedad es una buena prevención y supone un gasto considerable a la hora de enterrar un familiar. Aún así, este no es considerado el único gasto que hay que afrontar en un entierro.

 

Centrándonos en estos gastos mencionados, el servicio fúnebre es una de las coberturas básicas que ofrecen estos tipos de seguros, e incluye el féretro, el coche fúnebre, así como el servicio de tanatorio, las flores, y los gastos de inhumación o incineración.

 

Si el asegurado escoge la opción del entierro del cadáver, habitualmente los seguros de decesos incluyen el nicho temporal, aunque en ciertas ocasiones ofertan la posible opción de nicho a perpetuidad. En la mayoría de las ocasiones incluye la opción de sepultura, aunque las lápidas no siempre está disponible entre las opciones.

 

Cuando se contrata un seguro de decesos, el asegurado o los beneficiarios pueden elegir la funeraria y los componentes del sepelio, así como la localidad en la que se llevarán a cabo los servicios funerarios, pero según la localidad elegida varían las garantías.

 

En algunos casos podemos encontrar otros servicios incluidos como la  música, el libro de firmas, el anuncio del fallecimiento en la prensa, y en ocasiones hasta un servicio de catering para los asistentes.

 

Dentro de las coberturas básicas que suelen incluir los seguros de decesos, solemos encontrar la ejecución de las gestiones administrativas posteriores a la defunción. Esta cobertura consiste en que los profesionales de la aseguradora se harán cargo del papeleo relacionado con el sepelio y la defunción, está cobertura se da total o parcialmente, según el tipo de póliza seleccionada.

Las gestiones administrativas se alude a la solicitud del certificado de defunción, la solicitud de la posible pensión de viudedad, orfandad, o jubilación, la inscripción en el Registro Civil, la adjudicación de herencias, la baja en el libro de familia, la petición del certificado de convivencia, las partidas de defunción y de testamentos, la baja en la seguridad social e incluso la fe de vida.

 

Los seguros de decesos son un amplio competidor en las coberturas que ofrecen, ya sean las incluidas o las opcionales, que también son de gran relevancia para el interesado. Las opcionales pueden encarecer el seguro, por lo que siempre antes de contratar debemos asegurarnos de lo que nos interesa y de lo que no.

En una de estas coberturas opcionales se encuentra el posible traslado del fallecido y de u acompañante desde el lugar de fallecimiento hasta la localidad donde se desee realizar el entierro, que puede variar según sea nacional o internacional. Está opción es interesante para las personas que residen en una localidad diferente de donde deseen ser enterrados.

 

En el caso de los inmigrantes se debe comprobar si el seguro contratado incluye la repatriación.  

 

Encontramos, también de forma opcional, una posible cobertura de asistencia en viaje, que pueda cubrir los posibles gastos médicos, el regreso anticipado de un viaje por fallecimiento de un familiar o incluso un aumento de la estancia por accidente, así como la posible repatriación del asegurado.

 

En algunos seguros de decesos existe una adquisición adicional para asegurar accidentes, que incluiría una indemnización por fallecimiento o por invalidez permanente en caso de accidente.

 

Aunque hayamos mencionado estas coberturas adicionales dentro de un seguro de decesos, la oferta es muy amplia y diversa. En algunos casos cada vez como algo más habitual, vemos la opción del testamento online o incluso el final de la vida digital en sus seguros de decesos básicos.

Otras hasta incluyen el seguro de salud, la asistencia domiciliaria, el servicio de atención telefónica, un segunda opinión médica, el seguro dental, e incluso el traslado de un familiar que escolte al asegurado en sus últimas horas.

 

Todos estos servicios deben ser abonados por el asegurado en una póliza, que según la compañía, podrá abonarse de forma semestral, trimestral o anual, de esta forma, si no contase beneficiario alguno designado, declararán los herederos legales.

 

En iDecesos.com podrás comparar los mejores seguros del mercado al mejor precio, además de resolver todas las dudas que puedan presentarse en este ámbito. Tenéis opción de comparar entre el seguro Adeslas, Caser, Helvetia y Metrópolis, donde os informan de las coberturas disponibles de cada uno de ellos y os hacen la mejor póliza adaptada a vuestras necesidades.


  • Tus datos
  • Contrata
Aseguradas/os
Aseguradas/os
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +