Archivo de la categoría: Varios

SEGURO DECESOS VALE LA PENA

El último estudio de Icea situaba a España como el país más caro de la Unión Europea para fallecer debido a los altos costes de los servicios funerarios. Sin embargo, muchas personas aún desconocen qué es un seguro de decesos, cómo funciona y si merece la pena su contratación. A través de este post le exponemos diferentes motivos de por qué se debe contratar estas pólizas.

El primero de los motivos es garantizar que los días posteriores al fallecimiento sean exclusivamente para guardar luto al ser querido. Las compañías aseguradoras se encargan de proporcionar un amplio servicio de sepelio, serán ellos quienes se encargan de contactar con la funeraria, así como, cubrir todos los gastos que pueda suponer este servicio. Además, pensando en hacer lo más llevaderos posibles estos días, el seguro de decesos que contrates se encargará de solucionar todas las gestiones y trámites inherentes al duelo.

Por otro lado, garantizando la tranquilidad de aquellas personas que residen en el extranjero, las compañías aseguradoras ofrecen un servicio de repatriación basado en el traslado del fallecido a su lugar de origen y la financiación del viaje de un acompañante. También aquellas personas que contraten un seguro de decesos tendrán un teléfono de ayuda 24 horas al que podrán acudir para resolver cualquier duda que pueda surgir en los días posteriores al fallecimiento, además a través de este teléfono podrán recibir asistencia psicológica al al duelo.

Otro de los principales motivos por los que un seguro de decesos merece la pena es las diferentes modalidades de prima que ofrecen las compañías aseguradoras: Prima Única, Prima Nivelada o Constante, Prima Natural, Prima Mixta o Prima Semi-Natural.

La Prima Única está pensada para personas mayores de 65 años y se basa un único pago en el momento de la contratación. Desde entonces el asegurado podrá contar con todas las coberturas que disponga la póliza. La cuantía de esta modalidad no sufrirá variaciones como consecuencia del aumento en los costes funerarios.

La Prima Constante o Nivelada consiste en una cuota fija desde el momento de la contratación hasta que finalmente ocurre el siniestro. La prima irá aumentando con el paso del tiempo debido al aumento de los costes en los servicios funerarios. Con esta prima disfrutarás de una amplia gama de coberturas atendidas en todo momento por profesionales del sector.

La Prima Natural se fundamenta en un importe que irá aumentando con el paso del tiempo debido a que la probabilidad de siniestro es mayor cuanto más edad tenga el asegurado. Además , como en la modalidad anterior, aumentará por el aumento de las cuotas en los servicios funerarios.

La Prima Mixta consiste en la combinación de las dos modalidades anteriores, es decir, el asegurado tendrá que pagar un coste que irá aumentando con el paso del tiempo (Prima Natural) hasta que llegue un momento, previamente fijado, en el que la prima permanece constante (Prima Nivelada). La cuantía también está expuesta a sufrir cambios como consecuencia del aumento del coste de la funeraria.

Por último, La Prima Semi-Natural funciona de la misma manera que la Prima Mixta con la principal diferencia que las actualizaciones por los costes funerarios se realizan cada 3 o 5 años mientras que en la modalidad mixta se hacen de manera anual.

En definitiva, el seguro de deceso es unos de los productos más útiles que ofrece el mercado asegurador ya que garantiza una gran cantidad de coberturas, así como, diferentes modalidades de pago que se adaptan a las situaciones económicas de cada cliente.

SEGURO DECESOS BÁSICO

El seguro de decesos básico es aquel que, a grandes rasgos, cubre los gastos derivados del entierro del asegurado, además suele incluir todos los trámites y gestiones que son necesarios realizar en el momento del fallecimiento. Este tipo de seguros da un poco de recelo a la hora de adquirirlo, además del desconocimiento que existe de él mismo, con lo cual se tarda mucho más en contratarlo, a una edad más tardía, sin tener en cuenta los gastos que supone tramitar este tipo de seguros.

El seguro de decesos lo contratan aquellas personas que quieren prevenir algunas de las consecuencias económicas prolongadas del propio fallecimiento, con el fin de prevenir a sus familiares de hacerse cargo con los gastos funerarios necesarios. Cuando se contrata un capital para gastos de este tipo, de entierro y funeral, en la propia póliza se desglosan todos los servicios que se incluyen. De esta forma encontramos el modelo y la calidad del ataúd, el nicho, la lápida, la corona, innumerables cuestiones que el asegurado debe elegir, o en algunos casos, dependiendo del seguro adquirido, la propia familia.

En cuanto al capital, el precio de la póliza suele estar en consonancia con los precios de mercado en cada momento, de esta forma aunque al contratar un seguro de decesos el primer año paguemos un prima concreta, ya sea anual o trimestral, los siguientes años puede variar ese precio y elevarse en un mínimo porcentaje, debido en gran parte a la variación del índice de precios de consumo. En esta dirección, debemos saber que no es lo mismo un entierro en Madrid que en Cádiz, varían muchas cuestiones.

Hablando de los tipos de primas o pólizas, debemos reconocer que existen diferentes modalidades de pago a la hora de contratar un seguro de decesos, el cliente habitualmente puede seleccionar una de las variadas modalidades de contratación, según la cual se establece la prima que se tendrá que pagar en cada período. Las más comunes en este tipo de seguros son la forma de pago nivelada, natural, y única, ofreciendo la posibilidad de suscribirlo de forma mixta o seminatural. Os planteamos en qué consiste cada modalidad.

En la modalidad nivelada, el asegurado paga una prima o cuota constante durante toda su vida, es decir hasta que pueda ocurrir algún siniestro, teniendo que abonar, según la opción cada 3,6 o 12 meses, una cuota única pudiendo variar según el IPC, el índice de precio de consumo. Podrá ser más alta o más baja dependiendo de la edad con la que se contrate el seguro, siendo más baja en torno a los 18 años, y siendo más alta a partir de los 50 años, ya que a partir de esa edad hay un porcentaje mayor de accidente mortal o fallecimiento, aún así suele ser una cuota generalmente fija. Actualmente existe una competencia más atractiva entre las aseguradoras en esta modalidad.

En la modalidad natural, el asegurado paga menos de jóven y más a medida que se va haciendo mayor. Resulta muy económica a edades tempranas pero sin embargo se vuelve realmente costosa a medida que entras en un rango de edad mayor. Hay que dejar claro que tu puedes cambiar el concepto o la forma de modalidad según te vaya interesando más.

La modalidad mixta es una mezcla entre la natural y la nivelada. En un principio se pagaría en función de la edad del asegurado y a medida que se cumpliese esa mayoría de edad donde el riesgo es mayor, que suele ser a partir de los 60 años, esa prima se vuelve constante.

Para terminar las posibles cantidades a pagar en una póliza de decesos, encontramos la prima única, que está destinada a personas que rondan la edad de los 65 a 70 años, también dependiendo de la compañía aseguradora. Se obtiene este seguro en un pago único y sin fraccionar.

Actualmente el seguro de decesos es cada vez más contratado, no dejarle un cargo a la familia y evitar los trámites de gestión en el momento del fallecimiento hace que cada vez más personas se encarguen de contratar una póliza de este tipo. Cada vez son más las aseguradoras que compiten en este sector y amplían sus servicios de forma fácil y sencilla.

Recuerdo, que si en algún momento se plantean dudas a la hora de contratar una póliza de seguros de decesos, o incluso no saben por dónde empezar, en la web Idecesos.com podrán comparar diferentes aseguradoras que se ajusten a sus necesidades y a su modelo de vida.

Hay que dejar claro que un seguro de decesos lo puede contratar cualquier persona con residencia en España, además existen muchos otros seguros de asistencia familiar que incluye la póliza de decesos e incluso pueden añadir a más miembros del mismo núcleo de la familia.

Estos seguros suelen garantizar una organización del sepelio completo en España, en muchos casos, como es el caso de Helvetia, ofrecen asistencia en viaje global, repatriación del fallecido, una orientación médica online, y una característica que ya muchas compañías aseguradoras ofrecen, como es el caso del testamento online, muy útil y corregible cada año.

Este tipo de seguros permite que la familia se olvide del papeleo cuando llegue la hora de realizar los trámites de gestión del servicio post mortem. Asimismo, son profesionales de las compañías aseguradoras los que se encargan de concluir estas gestiones, en las cuales habría que obtener un certificado de defunción, una inscripción del registro civil, la obtención de la baja del libro de familia, una adjudicación de herencias, la baja del instituto nacional de la Seguridad Social y la fe de vida, entre otras cuestiones.

Para terminar, las compañías aseguradoras no son como antaño que se dedicaban solo y exclusivamente a gestionar el sepelio, si no que ahora se actualizan constantemente y ofrecen coberturas opcionales, como sería el traslado nacional del fallecido, una cobertura de asistencia en viaje, otros tratamientos como el testamento online e incluso una cobertura por accidentes, en la cual se indemniza al asegurado por invalidez.

SEGURO DECESOS NORMATIVA

Antes de profundizar en todo lo relacionado sobre el seguro decesos y su normativa, indicamos algunos datos relevantes del seguro de decesos en España. El seguro de decesos es un tipo de póliza que cubre casi al cuarenta y cinco por ciento de la población, siendo más de 20 millones de familias españolas las que están aseguradas. Con estos datos, según los últimos sondeos se costean más de doscientos cuarenta mil entierros en nuestro país, lo que ha propiciado que este tipo de pólizas tengan un espacio en la legislación de seguros.

Dicho seguro tiene su propio lugar en la zona de la legislación dedicada a los seguros personales, en un apartado dedicado a las pólizas de decesos, que anteriormente no estaban regulados en esta ley. En los seguros de decesos las novedades persiguen garantizar que los asegurados reciban las coberturas que contratan en su póliza y regula situaciones en las que convergen dos pólizas de decesos para un mismo cliente. De esta forma, también encontramos en la Ley del Contrato del Seguro, una nueva protección a dichos clientes que aseguran una cantidad superior a los costes del servicio.

La ley de contrato del seguro introdujo nuevas modificaciones que entraron en vigor el pasado enero de 2016. Allí encontramos que se deberán recalcar tipográficamente las exclusiones y limitaciones que afecten a la naturaleza del riesgo cubierto. De esta forma, los seguros obligatorios se deberán fijar por una norma con rango de ley dentro de la categoría de Seguros Personales, contando por primera vez la regulación de los seguros de decesos y de dependencia, además de reforzar la libre elección del prestador de servicio.

Actualmente se asegura, en cualquier seguro de decesos, un capital destinado a costear unos determinados gastos de entierro u otras prestaciones que se establezcan en la póliza, y en la finalización del servicio contratado la cantidad orquestada es menor, con lo cual la Ley establece ahora que dicho exceso de dinero debe ser reembolsado al tomador de dicho seguro, o en su defecto, a los herederos.

Le ley relativa al Seguro de Decesos garantiza a los herederos mencionados en la póliza la suma asegurada en caso de que el servicio funerario no se haya podido realizar por parte de la aseguradora. Dicha ley señala que estas causas pueden ser ajenas a la voluntad de la compañía de seguros, de causa mayor o por haber realizado un servicio a través de unos medios distintos a los ofertados por la compañía aseguradora. En este último caso señalado, la norma libera a la aseguradora de la responsabilidad de la calidad de estos servicios.

Como novedades, según la última modificación, ambas partes pueden oponerse a la ampliación del contrato de seguro mediante un aviso escrito a la otra parte, efectuado con un plaza de un mes mínimo de anticipación a la conclusión del período del seguro en curso, cuando quien se oponga a la ampliación sea el receptor, y de dos meses cuando sea la compañía.

La compañía deberá comunicar al receptor, al menos con dos meses de antelación, de cualquier modificación del contrato de seguro.

También hay que tener en cuenta, que la variación de las circunstancias relativas al estado de salud no son considerados una agravación del riesgo.

Dicha ley, la del Contrato del Seguro, se adelanta a situaciones en las que, sea por lo que sea, concurren dos seguros de decesos para un mismo asegurado. En este caso, podemos encontrar por una parte, que si un asegurado dispone de dos seguros de decesos en la misma aseguradora, la compañía mencionada tendrá que devolver, si se da el caso de una incidencia, las primas pagadas de la póliza que vaya a anular desde que se produjo la incidencia.

Por otra parte, puede ocurrir que un mismo asegurado mantenga en el momento de su defunción dos seguros de decesos en vigor. En dicho caso, con la última normativa se establece que la aseguradora si no presta el servicio contratado deberá en cualquier caso devolver el capital asegurado a los herederos del difunto asegurado.

Una de las particularidades del Seguro de Decesos es que los aplazamientos los decide el mismo asegurado. Con la última modificación de la ley queda establecido que la contradicción al aplazamiento del contrato sólo podrá ser ejercido por el tomador.

Para ejercer esto y acatar con las últimas reformas de la normativa del seguro de decesos, recomendamos la web iDecesos.com, donde podrás encontrar los mejores seguros de decesos al mejor precio del mercado, con compañías como Adeslas, Caser, Helvetia, y Metrópolis. Un comparador de seguros adaptado a vuestras necesidades, con las mejores coberturas y grandes facilidades, de hecho, es completamente gratuito comparar en la misma web.

En los seguros Helvetia encontramos un plan de asistencia familiar, para hacerse cargo no solo de su fallecimiento, sino del resto de su vida y para toda la familia. Por ello ofrecen todas las coberturas básicas de cualquier seguro de defunción, a las que además hay que sumar otras como la asistencia médica, y la asistencia en viajes, entre otras.

Al igual que ofrece Helvetia, también lo hacen Caser, SegurCaixa Adeslas y Liberty, ofreciendo los mejores seguros con las más amplias coberturas.

SEGURO DECESOS VENTAJAS

El último estudio realizado por ICEA (Investigación Corporativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones) situaba a España como el país más caro de la Unión Europea para fallecer. Ante este dato las compañías aseguradoras se han especializado en los seguros de decesos, a través de estas pólizas los asegurados contarán con una amplia gama de ventajas que ayudan a garantizar la tranquilidad de los clientes tras el fallecimiento de un familiar o un ser querido.

Aquellas personas que contraten una póliza de decesos contarán con una amplia gama de coberturas que se dividirán entre básicas y opcionales. Todos los seguros de decesos cuentan con coberturas básicas a las que tendrán acceso todos los clientes mientras que las coberturas opcionales sirven para completar tu seguro en función de las necesidades que presentes.

Las coberturas básicas consisten en proporcionar al cliente una completo servicio de sepelio y la tramitación de todas las gestiones inherentes al duelo. Profesionales especializados en cada uno de los sectores se encargan de ofrecer a los clientes un servicio de calidad para que los días de luto sean lo más llevaderos posible.

Ante la gran cantidad de emigración que sufre España en los últimos, otra de las coberturas básicas que ofrecen las compañías aseguradoras es un servicio de repatriación, es decir, se encargan de llevar a cabo el traslado del fallecido a su lugar de origen y la financiación del viaje de un acompañante.

Otra de las ventajas que ofrece este tipo de seguro es su capacidad de adaptación, a través de las coberturas opcionales los clientes podrán contratar aquellas coberturas que se adapten a sus necesidades. Por otro lado, mostrando la gran capacidad de adaptación que tienen estas pólizas, se ofrecen hasta cinco modalidades de pago.

La primera de ellas, la Prima Única se basa en un único pago en el momento de la contratación. Tras la realización de este pago usted podrá contar con todas las coberturas contratadas sin tener que realizar ningún desembolso más. Esta modalidad está pensada para personas mayores de 65 años.

Para aquellas personas que deseen pagar siempre la misma cuantía, las compañías aseguradoras ofrecen la Prima Nivelada o Constante, esta modalidad basa su funcionamiento en el pago de un importe que permanecerá equilibrado desde el momento de la contratación hasta que finalmente ocurre el siniestro. La cantidad sólo sufrirá variaciones como consecuencia del aumento en los costes de los servicios funerarios.

Por su parte, La Prima Natural consiste en el aumento de la cuantía que deben pagar los clientes a medida que pasa el tiempo. Este aumento se debe a que la probabilidad de siniestro es mayor cuanta más edad tenga el asegurado. Además la prima también aumentará debido a la actualización de los costes funerarios.

Aquellos clientes que desee combinar las anteriores modalidades deben contratar la Prima Mixta, es decir, los asegurados comenzarán pagando una cuantía que irá aumentando (Prima Natural) hasta un momento, previamente fijado, que permanecerá constante (Prima Nivelada). La cuantía total también sufrirá cambios por las actualizaciones de los costes funerarios.

Por último, se presenta la modalidad Semi-Natural, es decir, las personas que contraten esta prima contarán con un proceso de pago similar al anterior con la diferencia de que las actualizaciones de los costes funerarios se realizan cada 3 o 5 años mientras en la Prima Mixta se hacen de manera anual.

En definitiva, si usted quiere garantizar su tranquilidad y la de los suyos tras el fallecimiento de un familiar o ser querido no dude en contratar una póliza de decesos. Este seguro se encarga de resolver todos los problemas inherentes al duelo y, además, ofrece diferentes modalidades de prima que se adaptan a cada uno de las situaciones que presenten los clientes.

SEGURO DECESOS NICHO

El seguro de decesos es un tipo de póliza que se encarga de cubrir los gastos del sepelio, entendiendo por gastos, el servicio de tanatorio, el féretro, el traslado, el coche fúnebre e incluso el nicho.

Además de las coberturas básicas, muchos de estos seguros ofrecen otras garantías adicionales, como podría ser el médico anual, o una limpieza bucodental al año, pero dependiendo de cada compañía.

En el caso de adquirir la opción del entierro del asegurado, los seguros de decesos suelen incluir la posibilidad de un nicho temporal, con posibilidad, en algunos casos, de adquirir la opción de nichos con máxima perdurabilidad.

Existen personas que han recibido por herencia o por propia adquisición en propiedad un espacio donde colocar sus restos en el momento del fallecimiento, y entonces surgen las dudas de si las compañías aseguradoras aceptan un contrato con esta adquisición. Estas compañías consideran que hay que cubrir todos los gastos del sepelio, con lo cual tener ya en propiedad un nicho no supondría un obstáculo para realizar la contratación, ya que habrá que cubrir otros muchos ámbitos.

Aportar un nicho en propiedad es una buena prevención y supone un gasto considerable a la hora de enterrar un familiar. Aún así, este no es considerado el único gasto que hay que afrontar en un entierro.

Centrándonos en estos gastos mencionados, el servicio fúnebre es una de las coberturas básicas que ofrecen estos tipos de seguros, e incluye el féretro, el coche fúnebre, así como el servicio de tanatorio, las flores, y los gastos de inhumación o incineración.

Si el asegurado escoge la opción del entierro del cadáver, habitualmente los seguros de decesos incluyen el nicho temporal, aunque en ciertas ocasiones ofertan la posible opción de nicho a perpetuidad. En la mayoría de las ocasiones incluye la opción de sepultura, aunque las lápidas no siempre está disponible entre las opciones.

Cuando se contrata un seguro de decesos, el asegurado o los beneficiarios pueden elegir la funeraria y los componentes del sepelio, así como la localidad en la que se llevarán a cabo los servicios funerarios, pero según la localidad elegida varían las garantías.

En algunos casos podemos encontrar otros servicios incluidos como la música, el libro de firmas, el anuncio del fallecimiento en la prensa, y en ocasiones hasta un servicio de catering para los asistentes.

Dentro de las coberturas básicas que suelen incluir los seguros de decesos, solemos encontrar la ejecución de las gestiones administrativas posteriores a la defunción. Esta cobertura consiste en que los profesionales de la aseguradora se harán cargo del papeleo relacionado con el sepelio y la defunción, está cobertura se da total o parcialmente, según el tipo de póliza seleccionada.

Las gestiones administrativas se alude a la solicitud del certificado de defunción, la solicitud de la posible pensión de viudedad, orfandad, o jubilación, la inscripción en el Registro Civil, la adjudicación de herencias, la baja en el libro de familia, la petición del certificado de convivencia, las partidas de defunción y de testamentos, la baja en la seguridad social e incluso la fe de vida.

Los seguros de decesos son un amplio competidor en las coberturas que ofrecen, ya sean las incluidas o las opcionales, que también son de gran relevancia para el interesado. Las opcionales pueden encarecer el seguro, por lo que siempre antes de contratar debemos asegurarnos de lo que nos interesa y de lo que no.

En una de estas coberturas opcionales se encuentra el posible traslado del fallecido y de u acompañante desde el lugar de fallecimiento hasta la localidad donde se desee realizar el entierro, que puede variar según sea nacional o internacional. Está opción es interesante para las personas que residen en una localidad diferente de donde deseen ser enterrados.

En el caso de los inmigrantes se debe comprobar si el seguro contratado incluye la repatriación.

Encontramos, también de forma opcional, una posible cobertura de asistencia en viaje, que pueda cubrir los posibles gastos médicos, el regreso anticipado de un viaje por fallecimiento de un familiar o incluso un aumento de la estancia por accidente, así como la posible repatriación del asegurado.

En algunos seguros de decesos existe una adquisición adicional para asegurar accidentes, que incluiría una indemnización por fallecimiento o por invalidez permanente en caso de accidente.

Aunque hayamos mencionado estas coberturas adicionales dentro de un seguro de decesos, la oferta es muy amplia y diversa. En algunos casos cada vez como algo más habitual, vemos la opción del testamento online o incluso el final de la vida digital en sus seguros de decesos básicos.

Otras hasta incluyen el seguro de salud, la asistencia domiciliaria, el servicio de atención telefónica, un segunda opinión médica, el seguro dental, e incluso el traslado de un familiar que escolte al asegurado en sus últimas horas.

Todos estos servicios deben ser abonados por el asegurado en una póliza, que según la compañía, podrá abonarse de forma semestral, trimestral o anual, de esta forma, si no contase beneficiario alguno designado, declararán los herederos legales.

En iDecesos.com podrás comparar los mejores seguros del mercado al mejor precio, además de resolver todas las dudas que puedan presentarse en este ámbito. Tenéis opción de comparar entre el seguro Adeslas, Caser, Helvetia y Metrópolis, donde os informan de las coberturas disponibles de cada uno de ellos y os hacen la mejor póliza adaptada a vuestras necesidades.