Compara ahora tu seguro de decesos
Flecha
desde
1,90 €/mes
iDecesos
iDecesos Fiatc
iDecesos Helvetia
iDecesos DKV
iDecesos Adeslas
iDecesos Asisa
iDecesos Caser

Cuánto cuesta un coche fúnebre

Ni en el último viaje se deja descansar al bolsillo. Morirse cuesta unos 3.600 euros de promedio en España. Del presupuesto total que el español destina a un enterramiento, dedica alrededor de la mitad a los gastos del servicio funerario y que incluyen desde la compra del féretro, al traslado del difunto y el velatorio, junto a otros servicios adicionales como la tanatoestética. El coche fúnebre es uno de los símbolos más visibles de una funeraria y, a la vez, supone uno de los principales costes del negocio funerario.

Los primeros coches fúnebres fueron tirados por caballos y se han utilizado en Inglaterra desde el siglo XVI. Incluso hay datos sobre este tipo de vehículos en América a finales del siglo XVII. Estos carros aparecieron como consecuencia de la distancia entre las casas y las iglesias donde había que enterrar a los difuntos (debido al crecimiento exponencial de las ciudades). Estas distancias y el problema de enterrar a un difunto (no se hizo de inmediato y el ataúd estuvo expuesto durante días) provocaron la aparición de este tipo de vehículos. 

Cuando un familiar fallece y no se tiene seguro de decesos, se te vienen gran cantidad de preguntas a la cabeza y una de ellas podría ser cuánto cuesta un coche fúnebre, pues bien; en España puede rondar los 550 euros aproximadamente. Sin embargo el precio puede variar en función de la zona residencial. Como sabemos en España los precios no son iguales en todas las provincias y esto es igual con los costes de la muerte

 

Un coche fúnebre es una herramienta que se utiliza para transportar ataúdes y los restos de personas que han fallecido recientemente. En muchas culturas se utiliza este tipo de vehículo, en el que se arrojan los restos, para transportar el cuerpo del difunto durante el trayecto desde el velorio hasta el punto final del acto fúnebre (entierro o cremación).

¿Qué tipos de coches fúnebres existen en España?

  • Coche fúnebre Gran Berlina: Es sin duda la opción más común. Este tipo de autos de muchas marcas conocidas luego de pasar por las manos de algún carrocero se aumenta el volumen trasero para que pueda albergar en su interior el féretro. Por lo general, estos autos se ven tenues, elegantes y sobrios, aunque en los últimos tiempos, incluso la moda de los autos blancos ha llegado a este segmento de mercado en particular.

  • Coche fúnebre tipo furgoneta: Este tipo de vehículo puede soportar estas grandes cargas sin grandes modificaciones, pudiendo incluso transportar a varios pasajeros. En España se utiliza este tipo de autos como coches fúnebres, ya que como hemos dicho sus características permiten que muchas personas puedan utilizar este auto para transportar los restos de sus familiares.

  • Coche fúnebre Mercedes Clase E:  Las funerarias y las compañías de seguros eligen esta marca para garantizar la calidad y ofrecer un vehículo que otorga distinción y prestigio. Se requiere que el coche sea funcional, capaz de soportar bien el paso del tiempo, y que puedas trabajar en él cómodamente. Se caracteriza por su gran longitud, que casi alcanza los cinco metros de largo, y por su capacidad.

  • Coche Fúnebre Rolls Royce Phantom: Su precio es de 500.000 euros, esto puede ser costoso para las personas en España, pero lo cierto es que en algunas de las zonas más prósperas sin duda tendrá suficientes clientes.

¿Cuál es la Mejor Marca de Coche Fúnebre en España?

A día de hoy la mayoría de coches funerarios son de marcas como Mercedes, Jaguar, Cadillac, Loincoln, Volvo, Dodge o Chrysler. Ninguna de esas empresas vende directamente vehículos funerarios por motivos de marketing por lo que hay que recurrir a talleres especializados que se encargan de adaptar los modelos.

Los coches fúnebres requieren una gran inversión, pero también suponen todo un emblema que distingue a las funerarias. La característica que se busca es la sobriedad vestida de elegancia contenida, por eso, la mayor parte de los vehículos que se venden siguen siendo de color negro.

Consejos para elegir un coche fúnebre

  • Medidas: Los coches funerarios son vehículos con un chasis especialmente largo con las medidas adecuadas para transportar el féretro y las coronas de flores. La mayor parte de los coches funerarios que se utilizan en España son de la marca Mercedes Benz Clase E, y no sólo se debe al prestigio o a las características técnicas del vehículo, su enorme longitud también tiene algo que ver.

  • Precio: El Mercedes Benz Clase E cuesta unos 70.000 euros aproximadamente, a lo que hay que sumar el carrozado, que puede suponer entre 25.000 y 60.000 euros más. Por lo que, un vehículo funerario puede costar casi el doble que un coche convencional.

  • Porta- urnas: Es muy importante contar con un buen sistema de fijación del féretro al coche para evitar posibles accidentes. Lo más recomendable es buscar un porta-urnas integrado en la plataforma que sea adaptable a cualquier tipo de ataúd. Del mismo modo, un sistema de fijación deslizable te ayudará a evitar sobreesfuerzos porque facilita la introducción y extracción del féretro en el habitáculo interior.

 

  • Barras porta coronas: Algunas funerarias optan por habilitar un segundo vehículo para trasladar los ornamentos florales. No es la opción más económica ni tampoco la preferida por la mayor parte de los clientes, que prefieren que el último viaje de su ser querido se realice rodeado de flores. Por ese motivo, es importante que tu coche fúnebre cuente con barras portacoronas con puntos de anclaje exteriores distribuidos en los laterales.

  • Motor: Lo habitual es que los coches funerarios vayan equipados con motores gasolina o diésel con una potencia de entre 260 cv y 612 cv en los modelos gasolina y de entre 160 cv y 330 cv en los diésel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.