Santa Lucia Hacienda

Santalucía nace en el año 1922 en A Coruña. Con casi cien años de experiencia en el sector asegurador, aunque no es hasta 1943 cuando la generación anterior a la de los recientes gestores, pasa a dirigir la compañía, cuya denominación era Santa Lucía S.A., Seguro Popular.

 

En el año 2007 se acuerda el cambio de nombre, en la Junta General de Accionistas, y desde esa fecha se denomina Santa Lucia S.A Compañia de Seguros y Reaseguros.

 

La primera sede social estuvo en Madrid, ya que en aquel momento comercializaba exclusivamente con el seguro de decesos. Tiempo después comienzan con los seguros de incendios y más tarde con la modalidad de seguros de vida.

 

Con el paso del tiempo y la expansión que ha llevado a cabo la empresa, se han detectado necesidades de ampliación por lo que a principio de este siglo se adquirió el edificio contiguo al actual, construyéndose una moderna edificación.

 

La misión que presenta está compañía es, principalmente, ofrecer la mejor protección a los asegurados, proporcionando servicios de calidad que aumenten la seguridad y bienestar, convirtiéndose en un referente.

 

Otra de las cosas fundamentales es la importancia decisiva de los valores encontrándose entre ellos la integridad, la protección, la solvencia, el servicio, la responsabilidad y la vitalidad.

 

En el tema del mercado generan relaciones de valor y contribuyen a su desarrollo debido al ejercicio de una competencia leal mediante el respeto a los competidores,y proporcionando imparcialidad y objetividad a la hora de tomar decisiones, donde priman los criterios de calidad y competitividad.

 

Los seguros de decesos incluyen coberturas relacionadas con las gestiones, trámites y situaciones producidas por el fallecimiento de una persona. Principalmente, estos seguros incluyen el cargo como el servicio funerario o la gestión y tramitación de documentos por parte de un profesional, que son las prestaciones básicas que incluye un seguro de este tipo.

 

Con los seguros de decesos santalucía no solo obtendrás las prestaciones de un clásico seguro sino que puedes adquirir diferentes garantías y coberturas opcionales, pensando también en un servicio de asistencia familiar.

 

Una de las dudas que encontramos en los seguros de decesos es con respecto al tratamiento de la declaración de la renta.

Debemos destacar que dichos seguros de decesos no desgravan, aunque sí es cierto que existen algunos seguros que se pueden añadir en el momento de realizar la declaración ya que suponen una desgravación. Con esto nos referimos aquellos seguros vinculados a los préstamos hipotecarios que se destinan en algún caso, por ejemplo, a comprar una vivienda, como existen los seguros de vida.

 

Los seguros de decesos se califican como seguros personales, ya que no se pueden computar como gasto para reducir el impuesto de sociedades, de tal forma que cuya contratación no otorga beneficios al estado.

 

Con estas aclaraciones, podrán ahorrarse un dinero si indica su propio asesor fiscal que incluya su seguro de vida en la declaración de la renta. Según algunos estudios encontrados, cabe la posibilidad de obtener una ventaja fiscal de hasta 60 euros mediante esta medida.

 

Como una de las ventajas que encontramos dentro de la contratación, es que no es necesario contratar a través de la entidad financiera en la que tenga suscrito el préstamo, y así tendrá mayor libertad a la hora de buscar un seguro de decesos.

 

Uno de los casos más frecuentes que hacen que tener un seguro de decesos pueda llegar a desgravar lo podemos explicar en el siguiente ejemplo; si el comparador tuviese derecho a deducción por la adquisición de un inmueble y esta póliza hubiese sido obligada por la Entidad Bancaria para proporcionarle la hipoteca. De esta forma, el desembolso, que se realiza de forma anual, si que podría asociarse al de resto de pagos realizados con el objetivo de practicar la deducción por adquisición de viviendas, de lo contrario esta póliza no presentará ningún tipo de desgravación.

 

Otro factor importante, es que no todas las hipotecas son válidas para este tipo de caso, sólo son válidas aquellas que se hayan realizado antes de que finalice el año 2012. Es a partir de Enero de 2013 cuando finalizó la desgravación por adquisición de seguro de vida. Así, si la hipoteca fue contratada antes del 2013 podría desgravarse hasta unos nueve mil euros como máximo.

 

Otras pólizas si podrían desgravar a la hora de realizar la declaración de la renta, como sería el caso de los seguros de vida. En estos casos la desgravación variará en función de si el tomador y el beneficiario fuesen la misma persona. Si se produce esto, el seguro abonará una cantidad cuando se alcance cierta edad, de lo contrario, se tributa en el impuesto de sucesiones y donaciones.

 

Pero sin preocuparnos demasiado, es muy frecuente este tipo de dudas entre los usuarios, por ello la mayoría de las compañías aseguradoras ponen a disposición de los clientes un teléfono 24 horas de asistencia destinado a resolver todas aquellas dudas que suponga la contratación de un seguro de decesos.


Aseguradas/os
Aseguradas/os
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.
Política de cookies +